miércoles, 2 de agosto de 2017

MEPR: La Revolución no tardará en llegar

Publicamos la editorial del Periódico Estudiantes del Pueblo N°19 (Jornal Estudantes do Povo - JEP) órgano informativo semestral del Movimiento Estudiantil Popular y Revolucionario (MEPR) de Brasil:

Ya han pasado cuatro años desde las gloriosas jornadas de lucha de la juventud combatiente en junio y julio de 2013. Centenas de miles de personas marcharon en las calles de las mayores ciudades del país. Millones en Río y en Sao Paulo. El combate aguerrido contra las fuerzas represivas del viejo Estado, que tenía en su línea de frente a la juventud proletaria y semiproletaria de las favelas brasileñas, fue la marca distintiva de la nueva etapa que alcanzará la lucha de clases en Brasil.

Barricadas en llamas, palos, piedras y molotovs se generalizaron como instrumentos de lucha a partir de junio de 2013. El derecho del pueblo a la manifestación, amenazado por la brutalidad de las tropas represoras, desató la autodefensa de masas en las protestas y las imágenes de jóvenes encapuchados en manifestaciones cada vez más radicalizadas, rechazando el pacifismo burgués y la conciliación traicionera, tornándose familiares y alentadoras para todo el pueblo braliseño. Cada vez más en nuestro país, así como en todo el mundo, la injusta violencia de las clases dominantes se repele con la justa violencia de las masas oprimidas.

En nuestro país, las consecuencias del 2013 para el movimiento de masas ha llegado para quedarse, como parte de la situación revolucionaria en desarrollo implacable. Parte integrante de la ola revolucionaria que avanza en todo el globo: guerras populares en la India, Perú, Turquía y Filipinas, rebeliones de las masas más proletarizadas en los países imperialistas y, en el principal blanco de la guerra de rapiña y saqueo imperialista, el Medio Oriente, la guerra de liberación nacional impone humillantes derrotas al invasor yanqui y responde a la destrucción y el despojo con acciones contundentes en los propios países imperialistas. El mundo entero se agita en rebelión y se prepara para aplastar todo el sistema imperialista.

Se cumplen también 100 años de la Gran Revolución Socialista de Octubre. Un siglo desde que, por primera vez en la humanidad, la clase más revolucionaria y última tomó el cielo por asalto y tomó el rumbo firme de la destrucción de toda la sociedad capitalista basada en la opresión y la explotación, de la construcción del Socialismo apuntando a destruir todas las clases y liberar a los proletarios y pueblos oprimidos de todo el mundo.

Celebrar el centenario de la Revolución Rusa, aprendiendo las gloriosas lecciones de Lenin, Stalin, Sverdlov, Krupskaya, Molotov, indudablemente implica defender que la toma violenta del poder por el proletariado y las clases populares, no sólo es posible, sino también es cada vez más necesaria. Significa reconocer que es imprescindible organizar y forjar las filas revolucionarias para combatir durante los “días que concentran en sí veinte años”.

El avanzado grado de descomposición del viejo Estado burgués-terrateniente en Brasil lo comprueba cabalmente. En medio de la gravísima crisis económica del capitalismo burocrático, las clases dominantes avanzan, bajo los dictámenes del imperialismo principalmente yanqui, con más ambición de lucrar sobre el sufrimiento y explotación del pueblo, empujando definitivamente a las masas para la lucha radicalizada por sus derechos. En apenas seis meses tenemos dos Huelgas Generales que, a pesar de la capitulación vergonzosa de las centrales sindicales y movimientos de chapa-blanca dirigidos por partidos electoreros, fue la más clara demostración de que el conjunto del pueblo brasileño está dispuesto al combate hasta el final. La manifestación en Brasilia contra el gerenciamiento de Temer y su cuadrilla fue la materialización del sentimiento que verdaderamente une a millones de brasileños: incendiar los Ministerios, el Congreso, el Palacio del Altiplano y todo lo que representa este viejo orden! HECHAR ABAJO ESTE SISTEMA! QUEREMOS UN MUNDO NUEVO Y UNA NUEVA SOCIEDAD!

La juventud no podría esperar condiciones mejores para levantar sus luchas. El papel del Movimiento Estudiantil al servicio del pueblo es organizar la lucha radicalizada e independiente y rechazar el electoralismo y todo oportunismo! Buscar a fondo el significado de la condición de atraso y subyugación de nuestra nación y construir el camino de su superación, como han hecho las estudiantes y los estudiantes de pedagogía de todo el país, vanguardia de la lucha universitaria en Brasil. El 37º Encuentro Nacional de Estudiantes de Pedagogía en Petronila es la materialización más concentrada del trabajo de movilización, politización y organización llevado a cabo por la Ejecutiva Nacional de Estudiantes de Pedagogía que ha señalado acertadamente el camino de la lucha combativa.

El movimiento Estudiantil debe apoyar de manera comprometida a las clases fundamentales de la Revolución Brasileña en su lucha de vida o muerte contra la explotación. El latifundio anhela ahogar en sangre al campesinado pobre, mas los bravos combatientes de la Revolución Agraria siguen avanzando con decisión redoblada, batallando por la destrucción del latifundio, imponiendo nuevas tomas de tierras y respondiendo con altivez a sus crímenes, como la victoriosa retoma de Pau d’ Arco. Las señales son prometedoras, las perspectivas brillantes. El fin de este mundo caduco está a la vuelta de la esquina. La revolución no tardará en llegar.

Reforzar las barricadas contra el gobierno, propagandizar a los cuatro vientos: 
NI REFORMA NI ELECCIÓN! 
ORGANIZAR AL PUEBLO PARA LA REVOLUCIÓN!

No hay comentarios.: