viernes, 19 de mayo de 2017

CENSO: Las vísceras expuestas del viejo Estado

Mapuche

CENSO: LAS VÍCERAS EXPUESTAS DEL VIEJO ESTADO


El viejo Estado nos dice que el censo es importante para elaborar las políticas y planes sociales, pero por más de dos siglos no ha podido dar educación, salud ni viviendas dignas a las masas pobres.

Las autoridades del Estado se hacen las sorprendidas con los resultados del censo, que develaron las miserables condiciones en que viven los inmigrantes, llegando a haber viviendas con más de quince familias hacinadas y con trabajos sumamente precarios, como el de un trabajador venezolano que trabajó durante 24 horas seguidas en una bencinera sin ningún tipo de regulación.

Pero esto no es nuevo, el viejo Estado se disfraza de diversidad y multiculturalidad, a la vez que se encarga de mantener en la pobreza a migrantes y chilenos, para utilizarlos como mano de obra barata para las clases dominantes. Esto lo tienen claro las comunidades mapuche en resistencia, las que rechazan todo tipo de dominación del viejo Estado chileno, como lo es el censo.

Son 4 las comunidades que cortaron caminos para no ser censadas. Afirman que el censo ha significado una invasión institucional al pueblo mapuche que viola su derecho de libre determinación, que ha manipulado los resultados reduciendo el número de población mapuche y se ha plasmado en políticas públicas que fomentan el clientelismo y el trabajo gratuito de la comunidad al servicio de grandes terratenientes. Además, los resultados los utilizan los órganos de inteligencia del Estado para su lucha por hundir al movimiento mapuche.

Ante esto, la prensa monopólica y el gobierno declararon vergonzosamente que “para recibir beneficios nos abren las puertas pero para el censo no”, intentando deslegitimar la lucha mapuche.

Pero las comunidades mapuche han recuperado sus tierras solo con su propia lucha, dando fuertes golpes a este podrido Estado y causando tal impacto, que la municipalidad de Ercilla finalmente no se atrevió a censar a los territorios en recuperación. De hecho, la Araucanía es el único lugar donde el censo se realiza con GOPE y FFEE presentes al momento de la encuesta.

El pueblo mapuche está desenmascarando la farsa del censo, a la vez que éste revela el carácter de clase del viejo Estado. Chilenos, migrantes y mapuche, nos debemos unir como clase explotada, para darle el golpe final a este viejo Estado.


1 comentario:

pedro rodriguez dijo...

¨Frente a quien lo emplea, el trabajador no esta en la posición de un LIBRE VENDEDOR ...el capitalista es siempre libre de comprar el trabajo, y el trabajador esta siempre obligado a venderlo. El valor del trabajo queda totalmente destruido si no se lo vende continuamente. A diferencia de las verdaderas mercancías, el trabajo no es susceptible de acumulación y ni siquiera de ahorro. El trabajo es vida y si la vida no se entrega cada día a cambio de alimentos, sufre y no tarda en perecer. Para que la vida del hombre sea una mercancía hay que admitir, pues la esclavitud ¨.